Todo lo que debes saber sobre la nariz

Como ya sabemos, la nariz es una de las partes más importantes del cuerpo, pues este pequeño órgano cumple con muchas funciones que son indispensables para nosotros como seres humanos tanto en cuestiones funcionales como en estéticas. Y sin embargo esta no suele ser tan reconocida por las funciones que cumple, sino que la mayoría del tiempo solemos pasarla por desapercibida, incluso olvidándonos de su existencia. Esto no nos parece algo muy justo, pues como mencionamos la nariz cumple con muchas funciones que son muy importantes para nosotros, por eso deberíamos de reconocer su importancia y tener los cuidados necesarios con ella, por este motivo decidimos darnos a la tarea de informarte sobre todo lo que necesitas saber sobre la nariz, qué es, cuáles son sus funciones, que enfermedades pueden afectarla.

La nariz es un órgano que forma parte del sistema respiratorio de los seres humanos, esta se encuentra situada en el centro del rostro, su forma está determinada por el hueso etmoides y por el tabique nasal. Gracias a ella podemos olfatear y también es la entrada del sistema respiratorio. La nariz consta de dos cavidades nasales que se comunican a través del techo de la boca con la faringe lo que permite que estas funcionen como vías respiratorias. Es decir que gracias a ella es que estamos vivos, pues por medio de la nariz es que podemos respirar, esa es su función principal, servir de conducto para la respiración.

Otras de las funciones con las que cumple la nariz son las siguientes:

  • Calienta el aire que respiramos

Cuando respiramos el aire va hacia dentro y hacia fuera. Durante este proceso la línea interna que se encuentra la nariz y que tiene una gran cantidad de vasos sanguíneos en su superficie permite que la sangre fluya a través de nuestra nariz y caliente el aire que respiramos. Esto provoca que el aire llegue en buenas condiciones hasta los pulmones, pues el aire inhalado es humedecido.

  • Limpia el aire que respiramos

Los pequeños pelos que tenemos en nuestra nariz no están ahí nada más porque sí, sino que cumplen una función específica, que es la de servir como filtro, removiendo la suciedad del aire que respiramos, antes de que este llegue a los pulmones y de esta forma el aire llegue en las condiciones más óptimas posibles.

  • Nos sirve para olfatear

Aunque esto puede parecer demasiado obvio y simple, el olfato es una de las funciones más importante de la nariz, pues es un componente clave de la memoria, laa atracción física y las conexiones emocionales. Los nervios olfativos son los encargados de que exista una comunicación entre la nariz y nuestro cerebro.

Aunque todos conocemos las enfermedades más comunes que afectan a la nariz como las alergias, los resfriados, las infecciones, entre otras cosas, también hay otras enfermedades que suelen afectar a la nariz y que son un poco más graves que estas, pues pueden afectar la respiración y las funciones del cuerpo, entre las principales están:

Tabique nasal desviado

Este es uno de los problemas de la nariz más comunes y consiste en el desvío de la pared que divide la cavidad nasal en dos mitades. Esta desviación puede estar presente desde el nacimiento, sin embargo, es muy común que se presente después de un golpe o traumatismo.  El síntoma principal de esta es la obstrucción nasal en el lado donde se encuentra la desviación, otros síntomas pueden ser el sangrado de nariz y dolor de cabeza. Una cirugía muy famosa que, aunque se realiza con fines estéticos, también puede ayudar a corregir este problema es la rinoplastia en Tijuana.

Pólipos nasales

Estas son masas de tejido inflamado que se forman en el revestimiento de la nariz o en los senos paranasales. Dependiendo de su tamaño, pueden llegar a bloquear estos o incluso la vía aérea nasal, produciendo congestión nasal, estornudos, dolores de cabeza, entre otras cosas. Para aliviar esta es necesario tomar algunos medicamentos como  antihistamínicos o aerosoles que puedan aliviar los síntomas. Sin embargo, los pólipos grandes solamente pueden ser eliminados mediante cirugía.

Fracturas nasales

La nariz sobresale de la cara, por lo cual las fracturas nasales son muy comunes, estas fracturas pueden ser causadas por accidentes o golpes accidentales.

Estas son solo algunas de las afecciones más comunes de la nariz, sin embargo existen muchas más, por lo cual es necesario siempre tratar de mantener un buen cuidado de nuestra nariz y procurar tener las precauciones necesarias para mantenerla siempre en el estado más sano que sea posible.